Dr. Patricio Smith, director de Escuela, fue entrevistado por el Mercurio en el contexto de cómo ha afectado la pandemia a la odontología

A continuación la entrevista completa realizada por la periodista Judith Herrera:

Fecha: 4 de mayo 2020

¿Qué efectos ha tenido la pandemia en las actividades odontológicas?

Todas las prestaciones electivas han sido canceladas. Hoy el MINSAL ha indicado que solo se deben prestar atenciones por urgencias Odontológicas. Este es un fenómeno que se repite a nivel mundial. Prácticamente todos los países del mundo desarrollado viven la misma situación. Es totalmente comprensible que esto sea así. Sin embargo, el postergar las atenciones odontológicas puede tener repercusiones en la salud bucal. Esto es especialmente relevante en pacientes con enfermedades crónicas, en los cuales, la atención odontológica no puede ser postergada por mucho tiempo. Los dentistas formamos parte de este equipo de salud y el control de las enfermedades bucales es fundamental para mantener la salud general de nuestros pacientes.

¿A qué se debe este impacto sanitario y también económico?

Sin duda la pandemia por COVID-19 ha generado estas repercusiones. Son totalmente entendibles las medidas que se han tomado. La postergación de las prestaciones odontológicas tiene como primer objetivo evitar el contagio que podría ocurrir durante la atención clínica. En Odontología es muy frecuente la generación de aerosoles a partir de la cavidad bucal. Esta limitación también ha afectado la práctica médica de diferentes especialidades. A nivel económico es indudable que afectará y está comprometiendo la situación de prestadores de salud públicos y privados.

En ese contexto, ¿cómo ve la labor de la autoridad sanitaria el Gobierno en cuanto a lo que ocurre con la odontología?

Se ha emitido una recomendación de postergar prestaciones electivas dejando solo acciones clínicas para el manejo de urgencias. Esta recomendación es razonable en la fase más crítica de la pandemia. Una vez que las condiciones epidemiológicas así lo permitan, se deberán reactivar progresivamente las actividades clínicas, permitiendo así una normalización paulatina de la Odontología. Junto con esto el MINSAL ha recomendado pautas de bioseguridad necesarias para la adecuación de la práctica Odontológica. Pienso que las autoridades sanitarias deberán evaluar la situación de la pandemia y modificar las actuales medidas considerando el riesgo vs beneficios de tales medidas.

A futuro ¿cómo debería adaptarse la profesión para retomar el oficio frente a la posible permanencia algunos años del coronavirus?

Sin duda esta es la gran pregunta. La Odontología deberá adaptarse a las nuevas condiciones de bioseguridad necesarias para mantener y/o recuperar la salud bucal de la población. Se están generando a nivel mundial y nacional nuevas regulaciones para una práctica segura de la atención clínica. Esto seguramente tendrá repercusiones en los tiempos de la atención, infraestructura y probablemente costos asociados. Sin embargo, debemos recordar que esto también ocurrió hace años con la aparición del VIH. En un comienzo esta enfermedad provocó pánico en la profesión y pacientes. Gracias a la investigación e implementación de adecuadas medidas de bioseguridad, la Odontología se adaptó exitosamente a la aparición del VIH. Es muy probable que algo similar ocurra con el COVID-19. Tengo confianza en la profesión, la ciencia que la fundamenta y la razonable aplicación de medidas que permitirán regularizar la práctica de la Odontología luego de la emergencia del COVID-19.

Los dentistas están acostumbrados a utilizar elementos de protección personal. La actual contingencia obligará a actualizar estas medidas. Lo que vemos hoy en día es que la Odontología está trabajando para adaptarse, de acuerdo a las necesidades sanitarias, para brindar una atención segura a todos los pacientes que así lo requieran.

Pontificia Universidad Católica de Chile 2020

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.