Implantes dentales

Por: Dra. Paulina Barrientos.

Especialista en Rehabilitación Oral e Implantología Oral. Profesor Asistente Adjunto y Profesor Responsable CIA IV. Carrera Odontología Facultad de Medicina UC.

La pérdida de dientes es uno de los problemas de salud que afectan a un gran porcentaje de los adultos afectando su calidad de vida, sobre este tema preguntamos a la Dra. Paulina Barrientos, especialista en rehabilitación y docente de la carrera de Odontología de la UC

¿Cuál es la prevalencia de la pérdida dentaria y sus principales causas?

La principal causa de pérdida de dientes en la población chilena es la caries dental, seguida por la enfermedad periodontal. En el grupo de adultos de 35-44 años un 20% conserva su dentadura completa mientras que este porcentaje baja a un 1% en los adultos de 65 a 74 años. La población de 35 a 44 años tiene un promedio de 6,5 dientes perdidos mientras en la población de 65 a 74 años este promedio es de 15,8. (Encuesta Nacional de Salud 2003).

¿Qué es un implante dental y en qué casos se utiliza?

Un implante dental es un elemento que simula la raíz de una pieza dentaria ausente. Su implantación es a través de un procedimiento quirúrgico donde se inserta esta “raíz artificial” en la estructura ósea de los maxilares en aquellas zonas donde el paciente haya perdido dientes.

Se indica fundamentalmente para reemplazar dientes que se han perdido colocando prótesis que quedan fijas sobre el implante. También sirve para mejorar la estabilidad y retención de prótesis removibles totales o parciales.

Lo más importante a la hora de evaluar la posibilidad de usar implantes es la calidad y cantidad de hueso del lugar donde se desean insertar, cuando estos requisitos no se cumplen se pueden realizar injertos de hueso.

 

¿Qué materiales se usan para fabricarlos?

Los implantes están fabricados de un metal biocompatible llamado titanio. Pueden ser fabricados en titanio comercialmente puro o en una aleación de titanio con aluminio y vanadio, siendo esta última, la más utilizada, ya que tiene mayor dureza y resistencia estructural.

La pieza metálica es tratada superficialmente para favorecer la “oseointegración” del implante. Su forma es muy similar a un tornillo y existen en diferentes largos y anchos.

¿Cómo se fija el implante al hueso?

El implante se fija al hueso a través del proceso de oseointegración, que es básicamente la incorporación del implante al tejido óseo a través de una unión rígida entre la superficie del implante y el hueso del paciente. El implante se hace uno con el hueso y esta unión rígida y estable es la llamada oseointegración. Después de este período, ya podemos instalar sobre esta raíz artificial los dientes protésicos, por ejemplo una corona o una prótesis removible.

¿Los tratamientos día a día están más al alcance de la población?

Lamentablemente, este tipo de tratamiento es bastante exclusivo aún, básicamente por los costos asociados. Sabemos que gran parte la población chilena tiene un limitado acceso a los tratamientos de odontología general, y ésta no es la excepción considerando que además debe ser realizado por especialistas capacitados.

Una muy buena alternativa para la gente que no puede financiar un tratamiento de esta índole en clínicas privadas, son las universidades con programas de postítulo o especialización en odontología, donde los pacientes son atendidos por profesionales o dentistas generales que están en sus programas de formación de especialización, supervisados por docentes especialistas y con costos significativamente menores (aproximadamente un 50%).

La especialidad que desarrolla el tratamiento integral (quirúrgico y protésico) es la implantología, sin embargo también puede desarrollar la planificación y rehabilitación protésica del paciente el Rehabilitador Oral en conjunto con el especialista que realizará en tratamiento quirúrgico de los implantes que pueden ser el Periodoncista o el Cirujano Máxilo-Facial.

¿El tipo de implante y el tipo de tratamiento depende de cada caso?

Sí. Hay diferentes tipos de implantes y eso se elige dependiendo de la zona a rehabilitar, qué anatomía tenía el diente que vamos a reemplazar, la anatomía ósea, calidad ósea entre otros factores. Más que el tipo de implante, es la técnica quirúrgica lo más importante. La planificación de una cirugía protésicamente guiada es fundamental para el éxito.

¿Qué procedimiento quirúrgico se realiza?

El procedimiento quirúrgico es básicamente realizar una osteotomía (preparar una cavidad) en el sitio elegido para recibir el implante. Esta osteotomía tiene una forma similar al implante luego al insertar y roscar el implante, este quede literalmente trabado mecánicamente en el hueso.

 

¿Los implantes se pueden utilizar en más de un diente?

Los implantes se pueden utilizar tanto para el reemplazo de 1 diente o más dientes, como para el tratamiento de pacientes desdentados totales.

¿El uso de implantes es una solución definitiva para el reemplazo de la pérdida de dientes?

Sí. Se considera que el tratamiento con implantes es un tratamiento definitivo. Sin embargo, hemos visto que los implantes también se pueden fracasar, esto debido a la perimplantitis que es la inflamación de los tejidos que rodean el implante y la pérdida de hueso que lo sostiene.

Y para finalizar… ¿algún día los implantes serán más accesibles a la población?

Es de esperar que la atención pública de nuestro país, pueda algún día, contar con políticas que permitan cubrir toda la demanda de tratamientos de implantología oral que existe en adultos y adultos mayores. No se trata sólo de devolver los dientes a nuestros pacientes, se trata de devolver dignidad, autoestima y calidad de vida, que por cierto todos merecemos, en cosas tan simples como poder sonreír, conversar y comer con seguridad.

 

Pontificia Universidad Católica de Chile 2019

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.