Cuidados Bucales durante el embarazo

Por: Dra. Cynthia Cantarutti.

Académica de Odontología UC.

Young pregnant model in tank top touching her belly, gray background, studio, copy space, close-up

La etapa de gestión conlleva cambios orgánicos y de conducta que pueden repercutir incluso en la cavidad bucal, provocando mayores riesgos de caries y enfermedades en las encías. Para profundizar en este tema, conversamos con la Dra. Cynthia Cantarutti, académica de Odontología UC.

-¿Por qué es importante mantener una buena salud oral durante el embarazo?

Fundamentalmente por los cambios hormonales y los hábitos de alimentación que se producen, ya que éstos generan cambios en la salud bucal. El riesgo de caries aumenta debido a los antojos, a las comidas a deshora, sin un posterior cepillado. Además, muchas mujeres durante el embarazo presentan náuseas y vómitos, favoreciendo un medio ácido en la boca, lo que provoca un debilitamiento del tejido dentario.

Por otra parte, los problemas bucales relacionados con las encías son comunes durante esta etapa, debido a que las hormonas generan un ambiente que favorece el aumento de bacterias que afectan las encías y tejido que rodea el diente. Además, infecciones o inflamaciones a nivel de la boca pueden provocar parto prematuro y un niño con bajo peso al nacer, lo que lo expone a mayor riesgo de tener complicaciones a largo plazo. Investigaciones han demostrado que las bacterias que se encuentran en la boca de la embarazada pueden transmitirse a través de la sangre y el líquido amniótico, lo que puede causar complicaciones en el embarazo.

Por último, una vez que nació el niño, la mamá puede contagiarlo con sus bacterias, lo que aumenta su riesgo de presentar caries en el futuro.

-¿Qué cuidados debe tener una embarazada para mantener su salud bucal?

Una dieta adecuada que permita la nutrición de la madre y su hijo, disminuyendo el consumo de alimentos altos en azúcares en especial a deshoras, ayuda a controlar el riesgo de caries.

En cuanto a la higiene, se deben extremar los cuidados con al menos dos cepillados diarios, uso de pasta con flúor de 1500 partes por millón, uso de enjuagues con flúor, uso de seda dental y cepillo de dientes suave. Es muy importante no enjuagarse con agua luego del cepillado, sino que sólo escupir, ya que si se enjuagan pierden el efecto de la pasta con flúor porque se diluye con el agua.

Debido a los vómitos matutinos que son comunes en los primeros meses, algunas mujeres pueden no cepillarse bien los dientes, ya que el cepillo o la pasta de dientes les generan más nauseas. Para estos casos, puede servir esperar una hora después de comer para realizar el cepillado y evitar la pasta si les produce vómitos. Pasado el período de náuseas y vómitos, podrán retomar una buena higiene.

Otro cambio que se produce en el embarazo, es la boca seca debido también a los cambios hormonales. La saliva es un protector de los dientes, entonces una buena medida es comer chicle sin azúcar o aumentar el consumo de agua para estimular la producción de saliva.

 

-¿Qué busca la atención odontológica durante el embarazo?

La atención odontológica durante el embarazo tiene un enfoque preventivo. Principalmente, busca reforzar hábitos saludables para mantener la salud bucal de la madre y enseñarle cómo cuidar la salud bucal del hijo que va a nacer. Además, realizar medidas preventivas y detectar patologías como caries o enfermedad en las encías para entregarle tratamiento oportuno. En resumen, tiene como fin educar en autocuidado y cuidado del hijo y busca recuperar la salud bucal, estableciendo ambiente oral saludable y un nivel óptimo de higiene bucal.

La atención de las mujeres durante el embarazo beneficia tanto a la madre como a su hijo, mejora el estado de salud bucal de la madre y de esta forma se disminuye el contagio de microorganismos a su hijo, permitiendo que éste nazca en un ambiente favorable para su salud bucal. Además se entrega información para prevención de caries y cuidados de salud bucal del bebé desde su nacimiento.

-¿Durante el embarazo las mujeres pueden someterse a cualquier tratamiento odontológico? ¿Por qué?

Una atención odontológica en las embarazadas es segura. Es mucho más riesgoso para las mujeres que mantengan una infección en su boca, ya que ésta puede desencadenar un parto prematuro. Toda la atención se realiza considerando las molestias propias del embarazo.

Es recomendable que se realice el tratamiento en el segundo trimestre, dado que en el primer trimestre muchas mujeres presentan náuseas y en el último trimestre el aumento de tamaño del abdomen dificulta la atención. Independiente de todo esto, es muy importante que las mujeres acudan a un control y acuerden con su dentista el mejor momento de atención y el tipo de tratamiento que van a recibir, buscando lo más adecuado y seguro para ellas y sus hijos.

Pontificia Universidad Católica de Chile 2019

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.