Riesgos y cuidados del clareamiento dental

Por: Dr. Miguel Rioseco.

Académico de Odontología UC.

El clareamiento dental, conocido como blanqueamiento, es un tratamiento que aclara el color del diente. La indicación de cada procedimiento es individual y de recomendación profesional porque depende de varios factores y del origen en el cambio de coloración de uno o más dientes.

El doctor Miguel Rioseco, académico de Odontología UC, explica que los pacientes que desean aclarar sus dientes pueden elegir entre tres tipos básicos de tratamientos: aplicados en forma profesional por un dentista en la consulta dental; supervisado por el dentista y aplicados en casa por medio de cubetas prefabricadas previamente, que son personalizadas y deben respetar la anatomía gingival; o los aplicados y comprados por los pacientes en cualquier tienda, sin supervisión del profesional.

 

¿Es un procedimiento estético?

Efectivamente es un tratamiento estético que en algunas ocasiones mejora la confianza y autoestima de los pacientes, lo que influye en su calidad de vida.

¿El clareamiento debilita los dientes?

El clareamiento dental no debilita los dientes, pero una mala indicación podría generar alteraciones a nivel de la encía o hipersensibilidad del diente. Un uso prolongado y sin control profesional podría producir daños en las estructuras del diente.

 

¿Es doloroso el tratamiento?

En general no es un tratamiento doloroso. Pero podría serlo dependiendo de la concentración, duración del tratamiento y características especiales del paciente. En ocasiones los dientes pueden estar algo sensibles, una sensación que generalmente va desapareciendo a las 72 horas posteriores al tratamiento.

 
¿Cuáles son los cuidados necesarios para realizarse un blanqueamiento dental?

Antes de un clareamiento, ya sea realizado en casa o en una consulta dental, es recomendable acudir a una evaluación con un especialista para poder planificar adecuadamente el tratamiento y evaluar posibles contraindicaciones. Además, se debe diagnosticar la causa del cambio de coloración para poder indicar el tratamiento ideal. En ocasiones el resultado estético óptimo del cambio de color sólo lo podemos corregir por medio de carillas o coronas.

Se ha de tener presente que el clareamiento sólo actúa a nivel de los dientes, quedando las restauraciones y coronas cerámicas con el mismo color, lo que en ocasiones obliga al cambio de ellas.

Posterior a un clareamiento dental el paciente debe evitar todos los alimentos y bebidas que causan coloraciones anormales en los dientes, como el té, café, vino, nicotina, etc.

 

 

Pontificia Universidad Católica de Chile 2019

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.