¿Qué hacer frente a un traumatismo dental?

La doctora Alejandra Salinas, docente de la carrera de Odontología de la Facultad Medicina UC, comenta sobre medidas para enfrentar un traumatismo dentario. 

Actualmente los traumatismos dentales son considerarados un problema de Salud Pública. Por eso nos preguntamos, ¿quiénes están más expuestos a sufrirlos?

El grupo de personas más expuestos a este tipo de trauma son los niños entre 6 y 9 años, especialmente aquellos que presentan anomalías dentomaxilares, es decir problemas en la posición de sus dientes, principalmente de los superiores.

Otro grupo expuesto son los  deportistas que efectúan deportes de contacto sin adecuada protección bucal y por último pacientes que se vean comprometidos en accidentes de tránsito. 

En general, ¿qué medidas (primeros auxilios) debemos tomar frente a un traumatismo dentario?

Primero que todo, al igual que frente a cualquier urgencia, intentar mantener la calma. La zona de la boca está muy irrigada por lo tanto muchas veces un trauma en los dientes va acompañado de alguna herida en labios, lengua o mejillas, zonas que sangran mucho e impide ver cuál es el o los dientes afectados. De manera que lo indicado es intentar limpiar la sangre de la zona con solución fisiológica, si la tiene disponible, o en su defecto  agua de la llave, luego identificar la o las zonas del tejido blando desde donde sangra  y comprimir por 2 minutos. Luego observar el interior de la boca, poniendo especial atención a:

• Límite del diente y la encía: identificar qué dientes y zonas de la encia presentan sangramiento, para luego informar al odontólogo. 

• Cambio de posición de algún(os)  diente(s): en este caso envolver sus dedos en una gasa o trozo de tela e  intente volver el diente a su posición original ejerciendo una presión suave, si causa mucho dolor o bien no lo logra acudir rápidamente al  odontólogo 

• Ausencia de alguno(s) dientes: en caso de dientes definitivos buscar en el lugar del accidente el diente perdido, tomarlo sin tocar la raíz y lavarlo suavemente con solución fisiológica o bien con leche envasada, ojala fría, solo dejar correr el líquido sobre la raíz y no escobillar.  Intentar volver a poner el diente en su lugar y acudir rápidamente al odontólogo más cercano. Si no logra poner el diente en posición, llevarlo sumergido en leche fría al odontólogo más cercano, el tiempo entre la pérdida del diente definitivo y el reimplante es vital para su pronóstico posterior.  En caso de pérdida de dientes temporales  acudir sin reimplantar al odontólogo más cercano

• Pérdida de estructura del diente: si observa dientes fracturados mire si los fragmentos están en la boca del paciente, retírelos y almacénelos en un recipiente con suero, leche o agua. Si no están en la boca búsquelos y almacénelos de igual forma y acuda al odontólogo más cercano

¿Cuáles son los traumatismos dentarios más comunes en la población?

Lo más común son las fracturas del diente, específicamente en la corona dentaria (zona visible del diente sobre la encía), esta fractura puede comprometer la estructura superficial del diente (esmalte), tejido medio (dentina, de color más amarillo) y la pulpa (tejido blando más interno del diente que contiene vasos sanguíneos y nervios) 

Menos frecuentes son las fracturas de la raiz y los desplazamientos y avulsiones dentarias.

¿De qué forma son tratados por los odontólogos?

En la atención de Urgencia el odontólogo, dependiendo del caso, efectúa sutura de los tejidos blandos y  evalúa si corresponde efectuar reubicación del diente y si corresponde se deja una fijación por el tiempo adecuado a cada diagnóstico.

En el caso de fracturas dentarias evalúa la posibilidad de adherir el fragmento de diente fracturado si es que este es traído por el paciente o restaura el diente. Si la pulpa está expuesta efectúa el tratamiento pulpar ojalá lo más conservador posible.

Una vez manejada la Urgencia el odontólogo debe orientar al paciente sobre las posibilidades de secuelas a largo plazo asociadas al tipo de trauma y  deriva a control con el Endodoncista  para el seguimiento del caso 

¿Cuáles son las terapias más innovadoras que se utilizan hoy para tratar estos traumatismos?

El principal crecimiento e innovación en el tratamiento de estos traumatismos lo han dado la aparición de  nuevos materiales que se usan para proteger la pulpa (nervio del diente) en caso de que este comprometida, permitiendo tratamientos más conservadores.

Otra innovación se da en el manejo  de las complicaciones a largo plazo que pueden dar estos traumatismos, que son principalmente en la pulpa dental y son manejadas por los Endodoncistas,  que realizan terapias regenerativas que propendan a crear nuevo tejido al interior del diente que permita manterlo en boca por más tiempo, retrasando por varios años la necesidad de un implante o incluso evitando la necesidad de este si el paciente es constante en sus controles y el procedimiento es ejecutado por expertos en el área.

¿Un traumatismo en un diente de leche es igual  al de uno permanente? ¿Cuál es más riesgoso?

Pueden ocurrir las mismas lesiones en dientes primarios (de leche) y dientes permanentes, se diferencian en el tipo de tratamiento a ejecutar. 

En cada dentición los traumatismos pueden dar complicaciones a corto y largo plazo, en el caso de traumas en dientes primarios una de las consecuencias es alterar al diente definitivo, por ejemplo con la aparición de manchas.

Ambos tipos de dentición coinciden en que la complicación más frecuentes a largo plazo es la necesidad de realizar un tratamiento de conducto, por esto es importante hacer un seguimiento a largo plazo de los pacientes 

¿Se pueden prevenir estos traumatismos? ¿Cómo?

Como un accidente es un suceso inesperado, lo que se puede hacer es tratar oportunamente  los factores de riesgo:

• Malos hábitos: eliminar tempranamente los malos hábitos de succión digital (dedos) y/o de chupete, que provocaran malformación del hueso que sostiene los dientes dejándolos en una posición más anterior y expuestos al trauma en un accidente. También el control del patrón de respiración es importante ya que pacientes con hábito de respiración bucal tienen los dientes anteriores más expuestos y no protegidos por el labio superior.

• Detección precoz de anomalías dentomaxilares (dientes en mal posición): efectuar tratamiento de ortopedia y ortodoncia  en los pacientes con este problema ya que de no hacerlo los dientes quedan más expuestos en un golpe o caída.

• Uso de protector bucal : recomendado para personas que efectúan deportes de contacto, de manera de minimizar el impacto de un golpe.

Pontificia Universidad Católica de Chile 2019

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.