¿Qué hacer ante un trauma dental?

Actualmente, la prevalencia de los traumatismos dentoalveolares es una de las lesiones más comunes entre los niños. Y si no se trata a tiempo, podría dejar secuelas tanto funcionales como estéticas. 

Para ahondar en este tema, conversamos con la docente de la Escuela de Odontología UC, Dra. Alessandra Poli.

Doctora, ¿qué es el trauma dentoalveolar?

Corresponde a una lesión traumática que afecta al diente y a las estructuras de soporte que lo rodean en consecuencia a un impacto violento.

Según la última edición de la revista Dental Traumatology 2018, las lesiones dentales traumáticas constituyen la quinta lesión / enfermedad más prevalente en el mundo, afectando a más de un billón de personas al día de hoy. El desconocimiento del diagnóstico y tratamiento de estas lesiones, muchas veces conlleva a un inadecuado tratamiento y secuelas que requieren tratamientos complejos a largo plazo.

¿Cuáles son las lesiones más comunes?

Las lesiones dentarias más comunes son las fracturas, luxaciones o desplazamientos del diente y avulsión (donde el diente se desplaza completamente de la cavidad (alvéolo) donde se contiene la pieza dentaria en el espesor del hueso).

En los meses de verano, las lesiones dentales de origen traumático aumentan debido al incremento de actividades deportivas al aire libre, especialmente en jóvenes menores de 20 años.

El tratamiento de traumatismos dentoalveolares en pacientes jóvenes, puede tener altos índices de éxito si son tratados de forma oportuna y adecuadamente.

¿Qué se debe hacer cuando ocurre un trauma dental?

Aunque no haya fractura o desplazamiento dentario evidente, todo trauma dental debe ser evaluado por un odontólogo, para así diagnosticar y tratar oportunamente, evitando secuelas.

Si existe algún fragmento, el paciente debe intentar recuperar el fragmento dentario e introducirlo en leche fría o suero fisiológico. Posteriormente, debe acudir al servicio de urgencia lo más pronto posible para evitar que se deseque el fragmento, y así pueda ser adherido lo más estéticamente posible.

En casos de luxación dentaria; donde el diente se desplaza de su posición original, debe acudir lo más pronto posible a un servicio de urgencia odontológico para reposicionar el diente y estabilizarlo.

En cuanto a la avulsión dentaria, el diente avulsionado debe tomarse por la corona (la parte que normalmente vemos del diente) evitando tocar su raíz. El diente puede ser reposicionado inmediatamente en el lugar del accidente, previo lavado con suero o agua, o bien puede sumergirlo en leche fría y acudir lo más pronto posible a un servicio de urgencia. Los dientes temporales, llamados “de leche” no deben ser reimplantados.

Luego del tratamiento de urgencia, es fundamental el control periódico de los dientes afectados para así poder diagnosticar las complicaciones de los traumas dentales, tratarlos adecuadamente y así poder preservar los dientes en boca el mayor tiempo posible.

Pontificia Universidad Católica de Chile 2019

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.