Prótesis removibles, una solución para sonreír

Uno de los tratamientos de odontología restauradora con mayor demanda, son las prótesis removibles. Aparatos que se utilizan para suplir las ausencias dentales en las personas que han perdido uno o más dientes y que se diseñan y fabrican de tal manera, que el paciente pueda quitársela cuando lo necesite.

Para conocer más sobre este tema, conversamos con el docente de la Escuela de Odontología UC, Dr. Claudio Jorquera.

Doctor, ¿qué son las prótesis removibles?

Estas prótesis son dispositivos destinados a reemplazar estructuras orales perdidas con dientes artificiales, que van sostenidos en estructuras metálicas y acrílicas. Además, buscan devolver funciones importantes del sistema estomatognático, como son la masticación y la fonación, así como la recuperación de la estética perdida.

Estos aparatos se sostienen a los dientes naturales remanentes a través de diversos tipos de retenedores y cuando hay ausencia total de elementos dentarios, se retienen sobre la mucosa o tejido blanco bucal o en implantes óseos integrados.

¿Qué cuidados se deben tener al momento de utilizar las prótesis?

Con este tipo de tratamientos se debe tener un cuidado especial, dependiendo del tipo de prótesis utilizada y del tiempo que lleva instalada.

En general, al comienzo del tratamiento se pide al paciente que tenga un uso permanente, para facilitar el período de adaptación y acostumbramiento. De existir la aparición de heridas, se recomienda un uso intermitente de la prótesis y en algunas oportunidades, se pueden utilizar antiinflamatorios para aliviar las molestias. Es importante recalcar que estos fármacos deben ser indicados por el odontólogo.

Por otro lado, es muy importante seguir las indicaciones del profesional, para volver a educar la pronunciación de palabras, practicando algunos fonemas y lectura en voz alta. La salivación aumentada también es normal.

En cuanto a la alimentación, la dieta debe ser blanda y poco adhesiva, para evitar movimientos mayores del dispositivo dentro de la boca. El portador de prótesis debe asumir que es normal la existencia de cierto movimiento al realizar la masticación. Se debe masticar los alimentos con sumo cuidado, sobre todo evitar alimentos de mayor dureza en las primeras semanas.

Del mismo modo, es muy importante cortar trozos pequeños de alimentos y evitar el desgarro de los mismos con los dientes de la prótesis. Alimentos como frutas, pan y otros, deben ser trozados antes de ser ingeridos.

¿Qué recomendaciones le haría a los pacientes?

La higiene bucal es obligatoria después de cada comida, así como al momento de levantarse y acostarse, tanto para dientes remanentes como dientes del dispositivo protésico. Se solicita un uso de la prótesis restringida a las actividades diarias, para que exista un descanso de dientes y mucosas durante la noche, así como disminuir la probabilidad que se retengan elementos que puedan causar inflamación o caries en los dientes remanentes. También es necesaria la higiene lingual, y se recomienda complementar la higiene con algún enjuague bucal para la higiene de las mucosas que sostienen la prótesis.

Existen cepillos específicos para prótesis removibles, aunque en el caso de no existir disponibilidad, se recomienda un cepillo de dientes normal suave o incluso una escobilla de uñas. Sea cual sea el elemento de higiene, es de uso exclusivo para la higiene protésica. La higiene en sí, se realiza con el cepillo indicado con agua. No se recomienda el uso de jabón o pasta de dientes.

Por otro lado, se sugiere el uso de tabletas efervescentes de limpieza, las cuales pueden ser usadas de forma diaria o semanal, según indique el profesional. Como alternativa más casera, se puede utilizar una solución de hipoclorito diluída. Para ambos casos, la prótesis debe ser dejada entre 3 y 10 minutos en la solución de limpieza.

Finalmente, es normal la posibilidad de desajustes o problemas en las prótesis, los que deben ser revisados por el Odontólogo. Los controles son igual o más importantes que todo el proceso de realización de la prótesis. Por ende, es fundamental que el paciente no realice de forma autónoma ningún ajuste de su prótesis, esto es, no realizar desgastes para aliviar el interior del dispositivo, ni ajustes de los retenedores. Estas maniobras deben ser realizadas por el profesional a cargo.

Pontificia Universidad Católica de Chile 2019

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.