Ortodoncia infantil ¿cuándo visitar a un especialista?

La visita al dentista desde temprana edad ayuda a que los niños generen una costumbre por el cuidado de su salud bucal. En ocasiones y debido a algunos malos hábitos, los menores podrían tener un crecimiento alterado de sus huesos y de sus dientes. Para evitar eso, una visita oportuna al odontólogo, ayudaría a que consigan un crecimiento dental y esqueletal armónico. 

En el Consejo de Salud bucal de la primera quincena de junio, conversamos con la odontóloga y docente de la Escuela de Odontología UC, Dra. Catalina Ros, quien nos habla acerca de la ortodoncia en los niños.  

Doctora, ¿a qué edad se deben llevar los niños al ortodoncista?

Muchas veces se piensa que los niños pequeños no deberían ir al ortodoncista, pero se trata de la etapa más importante en donde tienen que ser evaluados y ver si necesitan algún tratamiento porque en ese periodo se están formando los huesos maxilares, que es el lugar donde van situados los dientes.

Como recomendación, los padres deberían llevar a sus hijos al dentista a partir de los 4 años, esto porque lo más importante es pesquisar si el niño tiene malos hábitos, como el uso de chupete o la succión de dedo, los cuales pueden provocar una malformación en el paladar o de los huesos maxilares en general. Si se determina a tiempo, se puede hacer un trabajo importante para eliminar los malos hábitos y en caso de ser necesario, se pueden poner algunos aparatos mínimamente invasivos para poder recuperar el daño y devolver la anatomía normal para que el niño crezca armónicamente.


¿Existe algún signo o sospecha previa para que los padres se den cuenta de cuándo llevarlos al ortodoncista?

En un comienzo, es muy difícil que los papás se den cuenta que el niño pueda tener problemas de mordida, por lo que es muy importante que los padres los lleven al dentista para que exista un seguimiento del crecimiento de los huesos y de los dientes, y si es necesario, que exista una derivación desde el odontopediatra hacia el ortodoncista.

¿Qué tratamientos se utilizan en ortodoncia infantil?

Si el niño es muy pequeño, se pueden utilizar aparatos removibles, donde se ponen unas placas con tornillos de expansión, con resortes, etc. Los diseños pueden ser variados dependiendo de lo que se quiera corregir, por ejemplo una placa con resorte sirve para posicionar un diente que está saliendo en una posición errónea. Normalmente son aparatos que se ponen y se sacan, y que los niños utilizan durante todo el día y solo se los sacan al momento de comer.

Si el niño va creciendo, entramos en otra etapa, donde al existir más dientes definitivos y mayor desarrollo de los huesos, se utilizan otros tipos de aparatos ortopédicos que por lo general van pegados a los dientes o se combinan con la utilización de algunos brackets en dientes definitivos.

Recomendaciones

Los papás deben llevar a los niños a un control con el odontólogo a partir de los cuatro años, sin importar si existe alguna molestia o signo evidente. Es muy importante que desde pequeños los niños obtengan una revisión general y se acostumbren a la atención dental.

Además, en esta etapa se pueden identificar y tratar los malos hábitos a tiempo. Por ejemplo, al evitar que los niños se chupen el dedo, podría mejorar la mordida, evitando un tratamiento posterior. Mientras más pequeño se pesquise, menor es el daño y más rápida es la solución.   

Pontificia Universidad Católica de Chile 2019

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.