Frenillos linguales

Los frenillos linguales consisten en un tipo de ortodoncia, la cual es invisible ya que se ocultan detrás de los dientes y por eso son imperceptibles. Esta técnica está recomendada a aquellos pacientes con altos requerimientos estéticos y que por razones personales o laborales quieren que sea invisible su tratamiento.

Conversamos con la Dra. Catalina Ros, docente e instructor adjunto de Odontología UC, para qué nos explique en qué consiste este tipo de frenillos, los cuidados y las diferencias con la ortodoncia tradicional.

¿Qué son los frenillos linguales?

Son aparatos de ortodoncia, en los que el brakets, que es el cuadrado metálico que se ve normalmente en los pacientes que tienen frenillos, se coloca por dentro del diente, en la cara lingual de este; van puestos por la cara interna, es decir, el paciente tiene brakets pero no se ven.

¿Son adecuados para todo el mundo?

Estos pueden ser adecuados para todo el mundo, aunque también dependerá de los objetivos del tratamiento. El ortodoncista deberá realizar un diagnóstico del caso y en base a eso, se determinará qué es lo que hay que corregir. Pueden ser utilizados a cualquier edad, desde los 12 años, aunque en adolescentes no se ocupa tanto porque se necesita una alta cooperación del paciente, y los adolescentes no son tan cuidadosos con sus aparatos. Es un tratamiento más usado en adultos.

¿Qué cuidados debes tener?

Los cuidados son los mismos que para todos los aparatos de ortodoncia, el paciente debe tener una muy buena higiene, debe cepillarse muy bien alrededor de los brakets, ya sea por dentro o por fuera, ya que se acumula mucha placa bacteriana o restos de comida y por esto, el cepillado debe ser en extremo cuidadoso y con más tiempo de dedicación. No comer alimentos extremadamente duros, para que no se suelten, porque cada vez que se cae un braket, se retrocede en el tratamiento.

¿Qué diferencias hay con los tratamientos con frenillos visibles?

Técnicamente hablando, no hay una gran diferencia en relación a lo que se puede lograr entre un frenillo convencional, por fuera, y un frenillo lingual. La diferencia está en el costo del tratamiento, la capacitación de los ortodoncistas que puedan realizar ese trabajo y una de las más importantes, la incomodidad de un inicio, al estar colocados por dentro, la lengua se siente muy invadida y molesta al hablar, hay pacientes que se adecuan rápido y otros que no se adecuan tan fácilmente. El público más adulto quiere acceder a este tipo de tratamiento y toleran este tipo de molestias para que no se note que ocupan brakets.

¿Cuánto dura este tratamiento?

Los tiempos son los mismo que un tratamiento convencional y dependen de los problemas a solucionar. En general, el tiempo no depende de si los brakets van por fuera o por dentro sino que cuál fue el diagnóstico, el problema inicial, cómo se resolverá y en base a esos antecedentes, se establece el tiempo completo.

Pontificia Universidad Católica de Chile 2019

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.