Si actualmente utilizas aparatología fija de ortodoncia –más conocida como frenillos- te invitamos a leer las recomendaciones del consejo de salud bucal de febrero que entrega la docente de la Escuela de Odontología UC, Dra. Paola Dastres.

Doctora, ¿qué recomendaciones iniciales le haría a los pacientes que utilizan aparatología fija?

Todo paciente que inicia su tratamiento de ortodoncia con aparatos fijos, adquiere una condición de alto riesgo cariogénico, esto debido a que los brackets retienen más alimentos en comparación con un paciente que no los usa. Al mismo tiempo, se predispone a desarrollar enfermedades de las encías.

Para evitar esto, es muy importante mantener una buena higiene bucal utilizando una técnica de cepillado y frecuencia adecuada. Es de gran relevancia realizar la higiene dental después de cada alimento que se consume, utilizando la técnica de cepillado que el ortodoncista le señaló así como usar los implementos correspondientes. 

¿Qué precauciones hay que tener al momento de utilizar este tipo de ortodoncia?

Aquellos pacientes que por diversas razones no realizan una buena higiene o si el número de cepillados al día es menor a las veces que come, se arriesga a presentar desmineralización del esmalte, lo que se evidencia con múltiples manchas blancas, que son la primera etapa de la lesión de caries. Estas manchas no pueden ser retiradas por el odontólogo y en el mejor de los casos, queda como una mancha blanca brillante cuando se realiza tratamiento de remineralización con flúor. Si progresa la lesión a caries cavitada, requiere de un tratamiento restaurador para frenar su avance.

Es de suma importancia que los pacientes en tratamiento ortodoncio con aparato fijo extremen sus medidas de higiene, para prevenir las caries y las enfermedades gingivales (encías).

¿Qué tipo de cepillos deben utilizar los pacientes?

A los pacientes se les recomienda usar un cepillo de ortodoncia, que es similar a los tradicionales, pero los filamentos del centro son más cortos, lo que permite que se eliminen los restos de alimentos de forma mecánica. Asimismo, las más largas limpian el diente que rodea a los brackets. Este cepillo se usa en las  caras del diente que portan los brackets y para las caras libres, se debe utilizar el cepillo tradicional.

Además, se debe utilizar el cepillo interpoximal, para arrastrar los alimentos que se alojan en los dientes bajo el arco de ortodoncia. Como complemento ideal, se debe usar una pasta dental con alta concentración de flúor o enjuague bucal de flúor de uso diario.

Del mismo modo, se recomienda que el paciente se debe realizar controles preventivos cada 3 meses con un odontólogo, además de las visitas con el ortodoncista. En el control se realizará profilaxis y aplicará flúor barniz a las superficies dentarias.

Pontificia Universidad Católica de Chile 2019

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.